Bañar a mi Gato

Los gatos son animales sumamente limpios y ordenados. Se lamen constantemente para limpiar su pelaje, pero al hacerlo se comen sus pelos, que muchas veces se hacen pelotas dentro de su organismo y llegan a obstruir los canales internos que conducen al estómago, como el esófago o los intestinos, por ejemplo.
Pero por más limpio que sea el felino, también se ensucia pues es un ser vivo que está en constante actividad y gusta de salir a la calle. Puedes bañarlo cada 15 días o una vez al mes con champú para gato. Su baño es un ritual y debe realizarse con mucho cuidado. Acarícialo y hazle masajes mientras le echas el champú y lo enjuagas. Utiliza siempre agua tibia.
De ser posible, ponle música suave al ambiente. No es broma. Sucede que su baño debe ser lo más tranquilo posible y en un espacio sin estrés. Si por el contrario, un perro ladra al costado o hay mucha bulla alrededor, el felino se estresa y eso puede resultarle muy peligroso. También podría asustarse y arañar o morder a su dueño
Entonces, mucho cariño y paciencia para bienestar de tu mascota.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia