La Rabia Canina

La rabia es una enfermedad que ha cobrado miles de vidas hasta la fecha, y afecta a todos los animales de sangre caliente, incluyendo al hombre. Por más que cada año se organicen arduas campañas de vacunación para perros y gatos, aún no se ha logrado erradicar del todo, probablemente una de las principales es la gran cantidad de animales abandonados, que terminan siendo callejeros, que contribuyen en ser el mayor foco de infección.
Existen dos clases de rabia: la rabia furiosa y la paralítica o muda.
La rabia furiosa: Su período de incubación dura entre 10 días a 2 meses, los perros infectados al principio muestran un cambio de conducta, se ponen nerviosos, se esconden o dan vueltas extrañamente. Conforma la enfermedad va avanzando el perro muestra más signos como exaltación y agitación. El perro se torna agresivo, y empieza a morder objetos, a otros animales, a las personas, al propio amo, inclusive a ellos mismos. En la fase terminal de la enfermedad, se pueden observar convulsiones, incoordinación muscular y parálisis de los músculos del tronco y extremidades.
La rabia paralítica o muda: Esta rabia a veces carece de la etapa de exaltación y agitación, y si la tiene es mucho más corta, y se caracteriza por signos paralíticos. La parálisis comienza por los músculos de la cabeza y cuello. Después sigue la parálisis general y muerte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia