Toxoplasmosis felina


La Toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria que suele afectar a las especies de sangre caliente, sin descartar al propio ser humano. Pero siendo los huéspedes por excelencia del Toxoplasma gondi los felinos y el hombre.

La enfermedad se desarrolla tras ingerir parásitos enquistados, presentes en los tejidos de los huéspedes intermediarios como los de la carne mal cocida, algunos roedores y algunas aves. Estos parásitos se alojan en el intestino, donde se reproducen, y los huevos son expulsados a través de la materia fecal del gato, estos huevos tardan de 1 a 3 días para ser trasmisores.

Signos de la Toxoplasmosis:

Es muy difícil detectar a esta enfermedad a simple vista, una de las maneras más segura es analizando la materia fecal del gato, pero aún así no es concluyente, se podría decir que una análisis de sangre daría más luces. Esta enfermedad no tiene signos ni síntomas evidentes.

Prevención de la Toxoplasmosis

El aseo es fundamental para que la Toxoplasmosis felina no llegue nunca, cambiar su arena cada día para que los huevos no se propaguen. Alimentar al gato con carne bien cosida, evitar que los gatos cacen y como ese producto (aves, ratones etc.). Lavar constantemente el plato del gato. Lavar muy bien los alimentos como las verduras.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia