Otitis en Los Perros


¿Qué es la otitis?


La Otitis en perros es la inflamación del oído. El perro se siente muy molesto, sacude permanentemente su cabeza, se rasca con sus patas traseras, se queja con claras muestras de dolor. En la mayoría de los casos de Otitis en perros se ve una secreción que puede ser de distintos colores: verde, negra, marrón, blanca, amarilla o rojiza.



Síntomas de la Otitis en Perros


Los perros se quejan cuando se les tocan las orejas  y muchas veces pueden morder cuando se intenta revisarlos.  Otro signo típico que podemos ver en las Otitis en perros son las lesiones y lastimaduras en el pabellón auricular (oreja) , así como en el resto de la cara y en el cuello producto, del continuo rascado del perro.

  • Tu perro sacude demasiado la cabeza, se rasca y/o inclina la cabeza hacia un lado.
  • Oreja u orejas caídas
  • La oreja puede estar enrojecida, caliente y húmeda
  • Presencia de secreción en el interior del oído.
  • Dolor y renuencia a dejarse tocar las orejas.
  • Mal olor.

Tratamiento de la Otitis en Perros


Para llegar a confirmar que existe una Otitis en perros es necesario  que un Veterinario realice  una revisación otoscopica del interior del oído del perro y que además tome muestras de las secreciones para analizarlas y realizar un cultivo y un antibiograma para saber cuál es el germen causante de la otitis y cuáles los antibióticos específicos que debemos usar para su tratamiento.

Los Tratamientos para la otitis en perros generalmente requieren la aplicación de antibióticos en forma de gotas o gel directamente en el oído y la administración de antibióticos por vía oral en comprimidos. Ambas cosas durante un período no menor a 15 días, luego el profesional debe hacer una minuciosa revisión para determinar si la otitis ya se ha curado o es necesario repetir el tratamiento por más tiempo.



Cómo Prevenir las otitis en perros

Limpieza de Oídos

Regularmente debemos realizar la limpieza de esta zona tan sensible a enfermarse en todos los perros, aunque están un poco más predispuestos los animales de orejas grandes y péndulas.

Levantamos el pabellón de la oreja e introducimos dentro del oído algunas de las preparados denominados “Limpia-orejas” que contienen una combinación de productos antisépticos y que ayudan a desprender la suciedad y el cerumen del oído.

Se colocan 10 a 15 gotas y luego se masajea el oído por su parte inferior para facilitar la penetración del producto y su contacto con las paredes internas del oído durante un par de minutos. Luego se le permite al perro sacudir su cabeza un par de veces y acto seguido se limpia toda la suciedad visible con un trocito de algodón.

Se repite este proceso por segunda vez para asegurarnos así una completa higiene del mismo. Esta limpieza debe realizarse luego de cada baño o cada 15 días si el perro no será bañado.

También es importante tener siempre la precaución de que no le entre agua en los oídos durante el momento del baño, ya que esto suele ser una de las causas más importantes de otitis en perros. Para esto es necesario colocarle unos tapones de algodón en la entrada de ambos oídos, simplemente con un trocito de algodón arrollado y compactado con tus dedos. Estos se retiran luego de finalizado el baño y secado del perro.

Por tu éxito educando a tu perro,

Fuente:
José Arca
Médico Veterinario.
Director de “Educar Un Perro

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia