American Staffordshire Terrier

El origen del American Staffordshire Terrier está muy relacionado con la historia del American Pitbull Terrier, y su principal trabajo era el de ayudar a carniceros británicos a controlar a los toros que se presentaban muy peligrosos. Con los años estos perros fueron utilizados de formas grotescas y crueles que hoy en día son ilegales en casi todo el mundo, como peleas entre perros y en algunos casos contra toros.


Es un perro muy ágil, musculoso y rechoncho muy valiente y goza de gran fuerza a pesar de su tamaño. Posee una cabeza ancha, un hocico redondeado en la parte superior de tamaño mediano. Posee unas mandíbulas muy fuertes gracias a los músculos masticadores que están muy bien desarrollados en los animales de esta raza. Los ojos están separados entre sí y ocupan una posición baja en la cara del American Staffordshire Terrier y estos deben ser redondos y de tonalidad oscura. Las orejas deben tener forma de rosa o ser semirrectas y de inserción alta de preferencia y no se deben cortar.


El cuello de estos perros es bastante musculoso y a la vez rechoncho, su espalda debe ser corta y debe presentar una ligera inclinación desde la parte delantera hasta la trasera. La cola es gruesa en la base afinando su grosor hasta llegar a la punta. La cola tiene que ser corta en relación a su cuerpo y no debe llevarla ni enroscada ni sobre su espalda.

El pelaje del American staffordshire terrier es corto, firme al tacto y lustroso, se acepta que sea de cualquier color pero se desestima los perros que tengan más del 80% del cuerpo de color blanco, negro, hígado y fuego.

Esta raza se caracteriza por que sus ejemplares son perros alegres, curiosos, amistosos y confiados con las personas. Pero no obstante puede iniciar una pelea con otros perros inclusive de mayor tamaño y numero. Por lo que es muy importante sociabilizarlo desde muy temprana edad aplicando técnicas de obediencia que este tipo de perros las asimila muy bien gracias a su inteligencia.
No es un perro ideal para dejarlos solo con otros perros o niños pequeños ya que puede presentar en ocasiones un fuerte impulso de presa. Pueden ser utilizados como perros de protección debido al coraje que presentan y la gran resistencia al dolor para lograr que se desempeñen bien en este tipo de tareas se debe aplicar un adiestramiento continuo ya que estos perros generalmente no son agresivos con las personas.

La altura para los American staffordshire terrier machos ronda entre los 46 y 48 centímetros y para las hembras esta entre los 43 y 46 centímetros. El peso para ambos sexos generalmente se encuentra entre los 25 y 30 Kilogramos.

Estos perros gozan generalmente con muy buena salud, aunque en algunas ocasiones las crías tienden a desarrollar cataratas, afecciones cardiacas y displasia de cadera. Necesitan de ejercicio frecuente pero puede vivir en pequeños espacios si se saca a caminar diariamente y se realizan juegos en casa.

Es muy importante la sociabilización del cachorro para evitar peleas en la etapa adulta del animal, un American staffordshire terrier bien socializado puede jugar perfectamente con otros perros sin peligro de agresión. El nivel de confiabilidad del adiestramiento debe ser elevado ya que lamentablemente los perros del tipo bull están en la mira de las personas como perros violentos y peligrosos, por lo que es muy importante poder demostrar un dominio absoluto del mismo.

El pelaje del American staffordshire terrier no necesita mayor atención, suele mantenerse limpio la mayoría de las veces, solo basta con un cepillado diario para mantenerlo limpio y presentable.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia