Clínicas Veterinarias

CÓMO ESCOGER UNA BUENA CLINICA VETERINARIA

Clinica veterinaria Escoger una buena clínica veterinaria para nuestra mascota es de suma importancia si queremos buenos resultados en l...

Posibles riesgos de tener un Gato como Mascota


El Gato es uno de los animales domésticos más dóciles y cariñosos que existen en el mundo entero, por lo que representa una magnífica opción para incorporarlo en nuestro hogar en calidad de mascota, pero existen una serie de circunstancias atenuantes que debemos tener muy en cuenta a la hora de inclinarnos por un felino de esta naturaleza para que comparta con nuestros hijos y demás familiares, debido a una serie de particularidades un tanto riesgosas que trataremos en este post.



Este animal, es una subespecie de mamífero carnívoro de la familia Felidae, y representa una mascota muy fácil de cuidar por su gran capacidad para autoalimentarse con animales pequeños debido a que es uno de los mejores cazadores del mundo animal, teniendo entre su variado menú: lagartijas, roedores, aves y hasta insectos. 

Tiene una naturaleza única de limpieza e higiene, y a la hora de realizar sus necesidades fisiológicas es muy estricto en cuanto al sitio donde las realiza, teniendo como preferencia sitios con arena y tierra con las que cubren minuciosamente las heces, pero es uno de los animales domésticos mas inestables en cuanto a comportamiento habitual, debido a que en muchas ocasiones llegan a desarrollar actitudes muy agresivas un poco peligrosas por su carácter de animal carnívoro, para lo cual la naturaleza lo dotó con afilados dientes y cortantes uñas retráctiles las cuales pueden llegar a causar mucho daño y dolor.

Algunos problemas de salud causados por El Gato.

Está comprobado científicamente, que el pelo desprendido en grandes cantidades por este animal, provoca ciertas sintomatologías dañinas tanto para niños como para adultos como Asma, Alergias, dermatitis, eccemas y otros problemas respiratorios, los cuales son provocados por distintos tipos de gérmenes y plagas que habitan en su pelo y saliva, y que son transmitidos diariamente a través del aire que respiramos, y las heces pueden estar contaminadas con un despiadado parásito llamado protozoos, capaz de transmitir en algunos casos una enfermedad denominada Toxoplasmosis la cual tiene un alto índice de mortalidad en el mundo actualmente.

Pero todos estos problemas no deben ser impedimento a la hora de adoptar un Gato como mascota, ya que es innegable su condición de compañero fiel y amistoso en la mayoría de los casos, y solo se requiere atención especial, buen cuidado y una debida atención médica veterinaria con respecto a vacunas, medicamentos y desparasitantes, para lograr establecer un vínculo de amor y compañerismo por largo tiempo con este noble animal.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Te invito a comentar el articulo y contarnos tu experiencia